Viernes semana 13ª Tiempo Odinario (7 julio 2017)

De Corazón a corazón: Gen 23,1-4.19; 24,1-8.10.62-67 (Isaac toma a Rebeca por esposa); Mt 9,9-13 (“No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”)

Contemplación, vivencia, misión: La historia ha sido hermoseada por Jesús. Hay trampas y harapos. Desde la encarnación del Verbo, en el seno de María y por obra del Espíritu de Amor, cada persona (son sus luces y sombras) es asumida por Cristo como parte de su misma historia (cfr. GS 22). El problema consiste en nuestra “libertad”, que sólo es tal cuando es “verdad de la donación” y se deja sorprender por el proyecto de Dios Amor. “La Carta a los Hebreos compara la esperanza con un ancla (Cfr. 6,18-19)” (Papa Francisco 31 mayo 2017).

* Con la “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: La historia de la salvación está jalonada de mujeres providenciales, con sus cualidades y defectos. Todos aportamos a la historia de salvación nuestro granito de arena, como “complemento” querido y purificado por Jesús (Col 1,24). En María, la llena de gracia, se cumplen las promesas para bien de toda la humanidad. “Que nos obtenga un nuevo celo de resucitados para llevar a todos el Evangelio de la vida que vence a la muerte” (Mensaje Domund 2017)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.