Jueves semana 14ª Tiempo Ordinario (13 julio 2017)

De Corazón a corazón: Gen 44,18-21.23-29; 45,1-5 (“Yo soy José. ¿Vive todavía mi padre?”); Mt 10,7-15 (“Predicad que el Reino de Dios está cerca… Gratis lo habéis recibido, dadlo gratis”)

Contemplación, vivencia, misión: La historia de cada pueblo y de cada persona está llena de sorpresas. Querer averiguar el futuro con una especie de “buena ventura”, es perder el tiempo y hacer el ridículo. Lo más hermoso de la creación y de la historia es que ya todo está centrado en Cristo, porque todo “ha sido creado por él y para él” y “todo se apoya en él” (Col 1,16-17). ¿Qué nos puede pasar? La historia es un proyecto de amor que Cristo realiza con nosotros. Ahora sólo vemos el reverso de un tapiz maravilloso.

* Con la “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: ¡Cuántas veces María y José contarían al Niño Jesús la historia de José en Egipto! En Nazaret, cada uno, a su modo, intuía una voz (“éste es mi Hijo amado”) pronunciada desde la “nube luminosa” (Mt 17,5; cfr. Lc 1,35). “El don del espíritu Santo nos haga sobreabundar en la esperanza” (Papa Francisco 31 mayo 2017).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.