Sábado semana 15ª Tiempo Ordinario (22 julio Sta. Magdalena)

De Corazón a corazón: Ex 12,37-42 (Israel sale de Egipto); Mt 12,14-21 (“Los curó a todos… En su nombre pondrán las naciones su esperanza”)

Contemplación, vivencia, misión: Jesús es nuestra esperanza, nuestro punto de apoyo en el camino hacia la Verdad y la Vida. Él se nos hace camino en nuestro éxodo. Con él resulta llevadero el proceso de ir dejando atrás lo que ya no es necesario ni válido. Con Él nos vamos purificando de enfoques equivocados. Nuestro barro no le espanta, como tampoco nuestra realidad quebradiza y nuestra poca vitalidad. Él llena nuestros vacíos y carencias con su amor desinteresado. Todos los pueblos y culturas encuentran en Él la esperanza definitiva.

* Con la “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: La “Virgen del Camino” es un título muy extendido en la devoción mariana popular. Ella está también en el “camino” del Calvario (Jerusalén) y en el camino que llega a la Ciudad Eterna (“La Madonna della Strada”). Muchos caminos (y calles) tienen una capillita mariana que alienta en la peregrinación Ella es “memoria” del objetivo de nuestro caminar. (Para Sta Magdalena: Cant 3,1-4/2Cor 5,14-17; Jn 20,1-18; ver en Año Litúrgico, Santos)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.