Viernes semana 19ª Tiempo Ordinario (18 agosto 2017)

De Corazón a corazón: Jos 24,1-13 (“Saqué a vuestros padres de Egipto”); Mt l9,3-12 (Matrimonio: “Lo que Dios unió no lo separe el hombre”)

Contemplación, vivencia, misión: Los proyectos de Dios sobre nosotros van más allá de nuestros planes y preferencias. Nos quiere sacar del atolladero de nestro egoísmo suicida, para hacernos pasar a la construcción de un mundo más humano hecho solidario. La familia unida, fiel y generosa, es la base de la sociedad. La relación entre pueblos y entre personas (especialmente entre hombre y mujer) está programada según el modelo de la vida trinitaria de Dios Amor: cada persona es auténtica si si hace donación. “En medio a la tormenta, el cristiano no debe perder la esperanza, pensando de haber sido abandonado. Jesús conforta a los suyos diciendo: «todos sus cabellos están contados» (Mt 10,30)” (Papa Francisco, 28 junio 2017)

* Con la “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: Toda vida familiar, como la de María y José con Jesús, tiene como base la “Alianza”, que es pacto de amor y desposorio de Dios con su Pueblo. La vida comunitaria y familiar es auténtica, cuando Jesús está “en medio” y cada unno busca hacer felices a los demás.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.