Martes segunda semana Tiempo Ordinario (16 enero 2018)

De Corazón a corazón: 1Sam 16,1-13 (Samuel unge a David como rey); Mc 2,23-28 ("El Hijo del hombre es también señor del sábado")

Contemplación, vivencia, misión: Jesús va más allá de unas normas legítimas, a veces mal interpretadas. La persona humana vale más que todas las normas. La norma que da sentido a todas las normas es el amor a Dios y a los hermanos. Quien ama de verdad, ama también las normas como medios de convivencia fraterna. Jesús es el Señor de la historia y de todas las normas. Quien ama como él, cumple mucho más y mucho mejor que lo establecido por las normas. Los privilegios de Saúl se le acabaron cuando intentó imponer sus propias preferencias a las normas del Señor. “Si verdaderamente la Eucaristía hace presente el misterio pascual, es decir, el paso de Cristo de la muerte a la vida, entonces lo primero que tenemos que hacer es reconocer cuáles son nuestras situaciones de muerte para poder resucitar con Él a una vida nueva” (Papa Francisco, 20 diciembre 2017)

*Con la Madre de Jesús, Madre del “Pan de vida”: Dios elige a los pequeños y despreciados, a los olvidados y marginados, pero éstos deben ser siempre aprendices de la humildad y de la caridad en la verdad. El “Magníficat” de “la sierva del Señor” (recitado mientras llevaba al “pan de vida” en su seno) sigue siendo la pauta diaria del agradecimiento y de la humildad.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.