Sábado semana 10ª Tiempo Ordinario (16 junio 2018)

De Corazón a corazón: 1Re 19,19-21 ("Elías encontró a Eliseo y le echó su manto encima"); Mt 5,33-37 ("Sea vuestro lenguaje «sí, sí», «no, no»")

Contemplación, vivencia, misión: La vida ordinaria está llena de detalles y gestos sencillos que indican convivencia. Sonreír o dar la mano con autenticidad, puede ayudar al hermano a encontrar sentido a la vida. Las palabras, si no nacen del corazón, son hojarasca que se lleva el viento. El espíritu del mal es el espíritu de la mentira y de la falsedad. La vida es "cristiana", si se concreta en construir con Cristo una comunidad basada en "la verdad de la caridad" (Ef 4,56). “Tú también necesitas concebir la totalidad de tu vida como una misión. Inténtalo escuchando a Dios en la oración y reconociendo los signos que él te da” (Gaudete et exsultate, n.23)

*Dejarse sorprender y hacer de la vida un “sí” como la Madre de Jesús: Un "sí" auténtico, como el de María (Lc 1,38), da sentido a todas y cada una de las palabras del "Magníficat". Nuestro día puede transcurrir entre el "fiat" de la aurora y el "Magníficat" del atardecer. Entonces Ella suple, de muy buena gana, nuestras deficiencias.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.