Lunes semana 11ª Tiempo Ordinario (18 junio 2018)

De Corazón a corazón: 1Re 21,1-16 (la viña de Nabot); Mt 5,38-42 (“No hagáis frente al que os agravia… Ofrece la otra mejilla”)

Contemplación Vivencia Misión: El mensaje de Jesús desconcierta, si no se vive en sintonía desde los latidos de su Corazón. Cuando fue abofeteado en la pasión, invitó al agresor a ser libre, sirviendo a la verdad sin adulación (Jn 18,23). La historia humana, en su superficie, está llena de falsedades e injusticias, pero la verdadera historia es más oculta y sólo se construye amando y perdonando como Jesús. “Tu identificación con Cristo y sus deseos, implica el empeño por construir, con él, ese reino de amor, justicia y paz para todos. Cristo mismo quiere vivirlo contigo, en todos los esfuerzos o renuncias que implique, y también en las alegrías y en la fecundidad que te ofrezca. Por lo tanto, no te santificarás sin entregarte en cuerpo y alma para dar lo mejor de ti en ese empeño” (Gaudete et exsultate, n.25).

*Dejarse sorprender para hacer de la vida un “sí” como la Madre de Jesús: La mano amorosa de Dios rectifica las líneas torcidas, haciendo de cada víctima una participación en la oblación de Cristo en la cruz y en la Eucaristía. Sólo así se vence el mal (cfr. Rom 12,21) , “de pie junto a la cruz” como María (Jn 19,25), compartiendo la suerte de Cristo, para vivir “gozosos en la esperanza” (Rom 12,12) de resucitar con él.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.