Lunes semana 12ª Tiempo Ordinario (25 junio 2018)

De Corazón a corazón: 2Re 17,5-18 (“Volveos de vuestros malos caminos”); Mt 7,1-5 (“Saca primero la viga de tu ojo”)

Contemplación, vivencia, misión: Desde los inicios de la creación y de la historia humana, Dios, que ha creado al ser humano a su imagen, nos ama dándose él y espera que el corazón del hombre se abra libremente a la verdad de la donación. A esta realidad, que da sentido a la vida humana, Jesús la ha llamado “conversión”, a modo de apertura generosa y comprometida a los planes de Dios Amor. Somos todos caminantes y necesitamos darnos la mano para no caer. “¿Puede ser sano un fervor espiritual que conviva con una acedia en la acción evangelizadora o en el servicio a los otros?” (Gaudete et exsultate, n.30).

*Dejarse sorprender para hacer de la vida un “sí” como la Madre de Jesús: María se dejaba sorprender por la “mirada” misericordiosa de Dios, como canta en su “Magníficat”. Cuando nosotros reconocemos lo poco que hemos amado a Dios y a los hermanos, entonces “reparamos” al Corazón de Cristo, para empezar una vida nueva.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.