Lunes semana 1ª Adviento (3 diciembre, S. Francisco Xavier)

De Corazón a corazón: Año B, Is 2,1-5 ("Confluirán a él todas las naciones… Vayamos, caminemos a la luz del Señor"); Mt 8,5-11 (Sobre el Centurión: “En Israel no he encontrado una fe tan grande”)

Contemplación, vivencia, misión: Adviento es un camino de fe hacia el encuentro y adhesión a Cristo que quiere nacer en nuestro modo de pensar, de valorar y de actuar. Él se nos hace “camino” y “Emmanuel” (Dios con nosotros). Se le encuentra de verdad cuando se le acepta para compartir la misma vida. La felicidad sólo es posible aceptando su persona y su mensaje. El centurión pagano de Cafarnaún recibió el don de la fe (Mt 8,5-11); su oración es ya la de la Iglesia al celebrar la Eucaristía. La “fe” no es sólo reflexionar sobre la fe, sino vivirla como opción fundamental: “un conocimiento de Cristo vivido personalmente” (Juan Pablo II).

*Creer, esperar y amar, de camino con la Madre de Jesús: «Dichosa tú, que has creído» (Lc1,45). “María es dichosa porque tiene fe, porque ha creído, y en esta fe ha acogido en el propio seno al Verbo de Dios para entregarlo al mundo” (Benedicto XVI, Verbum Domini, n.124). Para San Francisco Javier: https://compartirencristo.files.wordpress.com/2011/05/francisco-xavier2.doc

Anuncios

Los comentarios están cerrados.