Martes semana 20ª Tiempo Ordinario (20 agosto, S. Bernardo)

De Corazón a corazón: Jue 6,11-24 (Dios elige a Gedeón: “El Señor está contigo”); Mt 19,23-30 (“Nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido”)

Contemplación, vivencia, misión: Dios elige instrumentos débiles, pero disponibles, para liberarles de toda atadura egoísta. La afirmación de Pedro es la pauta del discipulado misionero en todas las épocas. Seguir a Cristo es ya nuestro verdadero “todo”, el único que puede llenar el corazón. Pero la entrega debe ser en su “nombre”, por amor a él, en adhesión a su persona, sin poder ya prescindir de él y sin dudar de su amor. Si él está presente, todo se puede afrontar y todo puede cambiar en una nueva donación de solidaridad. Si hay seguidores de este calibre evangélico, surgen abundantes vocaciones. San Bernardo contagió con su entrega a miles de jóvenes en una Europa que parecía un erial.

*Dejarse sorprender para discernir como la Madre de Jesús: La fe de María es nuestra pauta (cfr. Lc 1,45). Es la fe que se convierte en adhesión personal y relación íntima con Cristo: “La fe cristiana no es sólo creer en la verdad, sino sobre todo una relación personal con Jesucristo” (Benedicto XVI, Mensaje JMJ 2011).

Frases de San Bernardo: https://compartirencristo.files.wordpress.com/2019/07/bernardo-esquema-blog.doc

Anuncios

Los comentarios están cerrados.