Martes semana tercera Tiempo Ordinario (28 enero, Sto. Tomás de Aquino)

De Corazón a corazón: 2Sam 6,12-15.17-19 (Traslado del Arca a la ciudad de David); Mc 3,31-35 ("Quien cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre")

Contemplación, vivencia, misión: En el Corazón de Cristo cabemos todos, en familia, cada uno tal como es, según su apertura a la Palabra de Dios. Sin esta apertura, Jesús no vive en el corazón. María lo había recibido (como Palabra o Verbo) primero en su corazón, antes que en su seno. “Nadie puede ser buen pastor, si no llega a ser una sola cosa con Cristo por la caridad y se convierte en miembro del verdadero pastor” (Sto Tomás de Aquino, Comentario sobre el evangelio de san Juan).

*Discípulos de la Palabra con la Madre de Jesús: María es la nueva “Arca de la Alianza”, que camina con nosotros, formando una sola familia eclesial alimentada y unificada en el “pan de vida”. “El sí de la Virgen fue en nombre de toda la humanidad” (Sto. Tomás, Summa, III, 30, 1)

Los comentarios están cerrados.