Martes semana 5ª Tiempo Ordinario (11 febrero, Lourdes, JMEnfermos)

De Corazón a corazón: 1Re 8,22-23.27-30 (Escucha la oración de tu siervo… escucha y perdona"); Mc 7,1-13 (“Su corazón está lejos de mí”)

Contemplación, vivencia, misión: Cuando uno se busca a sí mismo, entonces no busca a Dios con todo el corazón. Las consecuencias pueden ser fatales, como al final de la vida de Salomón. La oración humilde alcanza el perdón. Cuando sobreponemos nuestras preferencias a los planes de Dios, se tergiversa el orden de las cosas. A las tres tentaciones del desierto (que son las tentaciones de toda época histórica), Jesús antepuso la Palabra de Dios tal como es. La Palabra se entiende cuando se escucha amando: “Escucha, Israel, amarás al Señor… con todo tu corazón” (Deut 6,4). “Jesús mira la humanidad herida. Tiene ojos que ven, que se dan cuenta, porque miran profundamente, no corren indiferentes, sino que se detienen y abrazan a todo el hombre, a cada hombre en su condición de salud, sin descartar a nadie, e invita a cada uno a entrar en su vida para experimentar la ternura” (Mensaje JM enfermos, 2020).

*Discípulos de la Palabra con la Madre de Jesús: María, ante la Palabra de Dios, “se admiraba”, “escuchaba”, “meditaba”, para decir que “sí” con todo el corazón.“Encomiendo a la Virgen María, Salud de los enfermos, a todas las personas que están llevando el peso de la enfermedad, así como a sus familias y a los agentes sanitarios” (Papa Francisco, JM enfermos 2020).

Los comentarios están cerrados.