Jueves semana quinta Tiempo Ordinario (13 febrero 2020)

De Corazón a corazón: 1Re 11,4-13 (Pecados de Salomón al final de su vida) ; Mc 7,24-30 (“También los perritos comen las migajas debajo de la mesa”)

Contemplación, vivencia, misión: La cercanía de Jesús es como de quien nos lleva a todos en su Corazón. Pero hay que purificar el nuestro para entrar en sintonía con el suyo. La humildad confiada es la clave para abrirnos a su misericordia. Cuando se vive de esta experiencia de perdón y de misericordia, no hay lugar para los ídolos y preferencias. Salomón fracasó porque no perseveró en su actitud de oración humilde de los inicios de su reinado. “Que nunca nos cansemos de dedicar tiempo y oración a la Sagrada Escritura, para que sea acogida «no como palabra humana, sino, cual es en verdad, como Palabra de Dios» (1 Ts 2,13)” (Aperuit illis, n.5).

*Discípulos de la Palabra con la Madre de Jesús: María, en Lourdes, pidió oración, conversión y caridad, prometiendo a Santa Bernardita hacerla feliz en la otra vida. La Madre del Señor enseña que Dios se deja conquistar por la humildad y confianza filial.

Los comentarios están cerrados.