Archivo de la categoría: JUAN DE AVILA

Sábado semana 26 Tiempo Ordinario (6 octubre 2012, S. Bruno)

De Corazón a corazón: Job 42,1-3.5-6.12-17 (“Te conocía sólo de oídas, mas ahora te han visto mis ojos”); Lc 10,17-24 (“Sí, Padre, porque tal ha sido tu beneplácito”)

Contemplación, vivencia, misión: Jesús acoge en su Corazón a los pequeños, enfermos, marginados, resquebrajado, sin distinción de color, religión y clase social. Su gozo consiste en poderlos presentar al Padre como un pedazo de sus entrañas. Estamos injertados en él por el bautismo. El Padre nos mira en él con el amor del Espíritu Santo. Pero hay que purificarse de todo lo que no suene a autenticidad y donación, para poderle “ver” caminando a nuestro lado, y también en cada hermano.

*En el día a día con la Madre de Jesús: Somos “elegidos” en Cristo por parte del Padre (Efes 1,4), somos “un pensamiento de Dios” (Bta. Inés Teresa). En esta elección desde la eternidad, está también su Madre y nuestra, como miembros de una misma familia “cristiana”.

SAN JUAN DE ÁVILA, NUEVO DOCTOR DE LA IGLESIA UNIVERSAL  (VIIº) (Próximo 7 octubre 2012) Ver artículos en el Blog (texto digital en pestañas: Misión, Sacerdocio, Espiritualidad). Algunos artículos más recientes: Juan de Ávila, una figura que trasciende su época: Seminarios, 57 (2011) 13-31;  La figura histórica de san Juan de Ávila, doctor de la Iglesia y su incidencia en los retos actuales de la espiritualidad sacerdotal: Anuario de Historia de la Iglesia, 21 (2012) 37-61; La fisonomía de san Juan de Ávila como Doctor: Palabra (agosto-septiembre 2012) n. especial, pp.4-6; La espiritualidad del itinerario litúrgica en san Juan de Ávila: Liturgia y Espiritualidad 43 (2012) 459-467.

Viernes semana 26 Tiempo Ordinario (5 octubre 2012)

De Corazón a corazón: Job 38,1.12-21; 39,33-35; 40,3-5 (“He hablado a la ligera”; Lc 10,13-16 (“Quien a vosotros escucha, a mí me escucha”)

Contemplación, vivencia, misión: Aunque en las comunidades cristianas los “pastores” tienen la misión de enseñar en nombre del Señor, toda persona y especialmente todo cristiano es portador de un mensaje. El mensaje evangélico se anuncia mejor con el silencio y los gestos de donación y de convivencia. Una vida transformada en “olor” del evangelio, como en Santa Teresa de Lisieux, es de verdad “el amor en el corazón de la Iglesia”.

*En el día a día con la Madre de Jesús: El evangelio se asimila y se anuncia, si se ha meditado en el corazón, como María. El “Rosario” es el “compendio de todo el evangelio” y el “salterio de la Virgen” (MC 42 y 48).

SAN JUAN DE ÁVILA, NUEVO DOCTOR DE LA IGLESIA UNIVERSAL (VIº) (Próximo 7 octubre 2012) Es modelo para aplicar “realmente” el concilio Vaticano II y para afrontar la nueva evangelización en un cambio de época. Según Benedicto XVI, “en los años del siglo de oro español, participó de las dificultades de la renovación cultural y religiosa de la Iglesia y de la organización social en los albores de la modernidad”. “Su profundo conocimiento de la Sagrada Escritura, de los santos padres, de los concilios, de las fuentes litúrgicas y de la sana teología, junto con su amor fiel y filial a la Iglesia, hizo de él un auténtico renovador, en una época difícil de la historia de la Iglesia”.

San Francisco de Asís (4 octubre 2012)

De corazón a corazón: Gal 6,14-18 (“Llevo en mi cuerpo las llagas de Jesús”); Mt 11,25-30 (“Padre… estas cosas las has revelado a los pequeños”)

Sintonía, vivencia, misión: Sólo en sintonía con el corazón de Cristo, se comprende su mensaje de actitud filial para con Dios y de amor fraterno para con todos. “¿Mi prójimo?” es toda persona que se cruza en mi camino. Es el mismo Jesús que vive en el corazón de todo ser humano, como llamando a la puerta para entrar en nuestro corazón. Esta “ciencia” del “crucificado”  no estará nunca de moda, pero es la única sabiduría que da sentido a la vida. La verdadera “alegría” de los santos (como de San Francisco) consiste en afrontar la vida con sencillez y humildad, transformando las dificultades en donación, haciendo felices a los demás.

*En el día a día con la Madre de Jesús: Fue el mensaje de paz y gozo que María, “la sierva” siendo Madre de Dios, comunicó en la casa de su prima Santa Isabel, madre del Precursor de Jesús. Ver Jueves semana 26 TO en pestaña Año Litúrgico.

SAN JUAN DE ÁVILA, NUEVO DOCTOR DE LA IGLESIA UNIVERSAL  (Vº) (Próximo 7 octubre 2012) Sus discípulos misionaron en el Nuevo Mundo, África, India, Japón. Su discípulo predilecto (Diego Pérez) fue profesor de Escritura en la universidad de Barcelona (nombrado por el Consejo de Ciento), escritor (sus manuscritos se conservan en la Universidad de Barcelona), predicador popular y padre de los pobres.

Miércoles semana 26 Tiempo Ordinario (3 octubre 2012, S. Francisco de Borja)

De Corazón a corazón: Job 9,1-12.14-16 (“¿Cómo ante Dios puede ser justo un hombre?”); Lc 9,57-62 (“El Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza”)

Contemplación, vivencia, misión: “Luchar” con Dios sólo es posible reconociendo la propia debilidad y los propios defectos ante su misericordia. Un Dios que se hace hombre y vive pobremente para mostrar su verdadero amor de donación, queda “impotente” ante nuestra confianza filial. Dios Amor se deja conquistar por la humildad y confianza, que quieren abrirse a un amor incondicional para pagar amor por amor, vida por vida.

*En el día a día con la Madre de Jesús: Jesús, con su vida de donación, ha hecho suya nuestra realidad histórica. El Padre nos mira a través de las llagas y del Corazón abierto de su Hijo querido. María nos ha recibido como hijos en esta realidad salvífica.

SAN JUAN DE ÁVILA, NUEVO DOCTOR DE LA IGLESIA UNIVERSAL  (IVº) (Próximo 7 octubre 2012) Con sus escritos (sermones de todo el año litúrgico, cartas, tratados, “Memoriales” para el concilio de Trento, pláticas, catecismo, etc.) influyó en autores, santos y Doctores posteriores: San Francisco de Sales, Cardenal Berulle (escuela francesa), San Alfonso Mª de Ligorio, Santo Cura de Ars (que tenía y leía sus escritos), San Antonio Mª Claret (quien afirmaba que era el autor que más le había ayudado a preparar su predicación), San Pedro Poveda, Santa Maravillas de Jesús, etc.

Santos Ángeles Custodios (2 octubre 2012)

De Corazón a corazón: Ex 23,20-23 (“Voy a enviar un ángel delante de ti, para que te guarde en el camino”); Mt 18,1.5-10 (“Estos pequeñuelos… sus ángeles ven continuamente el rostro de mi Padre”)

Contemplación, vivencia, misión: Jesús acoge en su Corazón a los pequeños, enfermos, marginados, resquebrajados…, sin distinción de color y clase social. Su gozo es poderlos presentar al Padre como un pedazo de sus entrañas. Estamos injertados en él por el bautismo. El Padre nos mira en él con el amor del Espíritu Santo. Pero hay que purificarse de todo lo que no suene a autenticidad y donación, para poderle “ver” caminando a nuestro lado.

*En el día a día con la Madre de Jesús: María y José experimentaron la presencia de los ángeles: Anunciación, Belén, huída a Egipto… Y nos ayudan a sentirlos presentes. Ver martes de semana 26 Tiempo Ordinario en Año Litúrgico (pestaña superior).

SAN JUAN DE ÁVILA, NUEVO DOCTOR DE LA IGLESIA UNIVERSAL (IIIº)  (Próximo 7 octubre 2012) Fue apreciado como “Maestro de Espirituales” por los santos y escritores de la época: Santa Teresa (de quien aprobó sus “biografía), San Ignacio, San Pedro de Alcántara, San Juan de Ribera, San Juan de Dios (su dirigido), San Francisco de Borja, Fr. Luís de Granada (su primer biógrafo), etc.

Sta. Teresa de Lisieux, Doctora de la Iglesia (lunes 1 octubre 2012)

De Corazón a corazón:  Is 66,10-14 (“Como uno a quien su madre le consuela, así yo os consolaré”); 1Jn 4,7-16 (“El amor es de Dios… Dios envió al mundo a su Hijo único para que vivamos por medio de él”); Mt 11, 25-30 (“Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños”)

Contemplación, vivencia, misión: La misión apostólica (eclesial) es la misma de Jesús y es una actualización de su presencia activa. La vida del apóstol, como la de Jesús, es un “sí” al Padre en el amor del Espíritu Santo, como sencillez de vida donada, a modo de actitud filial o de “infancia” espiritual. El evangelio se “reencuentra” como Palabra de Dios recién salida de su corazón. La Iglesia se alegra cuando sus hijos viven en esta perspectiva de camino espiritual y misionero, como Santa Teresa de Lisieux: ” Mi vocación es el amor… En el corazón de mi madre la Iglesia, yo seré el amor”.

En el día a día con la Madre de Jesús: “¡Madre del Salvador! … Tu dulce Niño, Madre, quiere que seas tú el ejemplo vivo del alma que le busca a oscuras, en la noche de la fe… vivir contigo quiero, Madre amada… de tu inmenso corazón descubro los abismos de amor. Tu maternal mirada desvanece mis miedos”… (Poesía 44). Ver lunes semana 26 en pestaña superior: Año Litúrgico Tiempo Ordinario.

SAN JUAN DE ÁVILA, NUEVO DOCTOR DE LA IGLESIA UNIVERSAL  (IIº) (Próximo 7 octubre 2012) En su ordenación sacerdotal (1526) distribuyó su cuantiosa herencia entre los pobres y se alistó como misionero con el primer obispo de Tlaxcala (México). Obligado a quedarse en Sevilla y en el sur de la península, se dedicó a la predicación, catequesis, fundación de Colegios y centros culturales (Universidad de Baeza), atención a los pobres, dirección espiritual de toda clase de personas, suscitando las vocaciones a todos los estados de vida.

Domingo 26 Tiempo Ordinario (30 septiembre 2012, S. Jerónimo)

De Corazón a corazón: Num 11,25-29 (El espíritu profético de Moisés se comunicó a 70 ancianos); Sant 5,1-6 (“Vuestra riqueza se ha podrido… Los lamentos de los segadores han llegado a los oídos del Señor”); Mc 9,38-43.45.47-48 (“El que no está en contra de nosotros, está en nuestro favor… un vaso de agua no quedará sin recompensa”)

Contemplación, vivencia, misión: Mirar a los hermanos con la mirada de Jesús es un proceso de conversión, que va superando envidias, egocentrismos y miopías. Cada hermano, aún el más alejado, está buscando siempre algo de verdad y de bien. Y en esta búsqueda está Jesús. El Señor premio nuestro pequeños detalles de comprensión y solidaridad.

En el día a día con la Madre de Jesús: Las pasiones desordenadas, siempre muy ocultas, sólo se pueden purificar y reorientar viviendo en sintonía con el Corazón de Jesús y aprendiendo de María a “contemplar en el corazón”, dejándose sorprender por el “tesoro escondido” del Evangelio.

SAN JUAN DE ÁVILA, NUEVO DOCTOR DE LA IGLESIA UNIVERSAL  (Iº) (Próximo 7 octubre 2012) Nació el año 1499 ó 1500 (en Almodóvar del Campo, Ciudad Real) y murió en 1569 (en Montilla, Córdoba). Su formación intelectual fue en las universidades de Salamanca y Alcalá, que le dieron consistencia bíblica, teológica y humanista en unos momentos históricos de renacimiento cultural y de cambio de época.