TODOS LOS SANTOS (1 noviembre 2014)

De Corazón a corazón: Ap 7,2-4.9-14 (“Una enorme muchedumbre de todas las naciones… vestidos con túnicas blancas”); 1Jn 3,1-3 (“Somos hijos de Dios… seremos semejantes a él porque lo veremos tal como es”); Mt 5,1-12 (“Bienaventurados los pobres… afligidos… mansos… misericordiosos… de ellos es el Reino de los cielos”)

Contemplación, vivencia, misión: La verdadera historia de la humanidad la han construido quienes, a pesar de sus limitaciones, han hecho de su vida una donación. ¿Cuántos son? Todos somos llamados a realizarnos amando. La vida es un reto, a modo de ensayo maravilloso, para hacerse “semejantes” a quien nos ha creado por amor. En Cristo podemos rehacer nuestras vidas, “blanquear” nuestras túnicas, para participar de su misma filiación. El proceso es el de compartir libremente su mismo estilo de vida y de no anteponer nada al amor. La vida es ensayo de un amor definitivo.

*En el día a día con la Madre de Jesús: Estamos llamados a ser “santos”, reflejo de la realidad de Dios Amor. María es la “Reina de todos los santos”.

*NUEVA EVANGELIZACIÓN, fidelidad al Espíritu: “Evangelizadores con Espíritu quiere decir evangelizadores que se abren sin temor a la acción del Espíritu Santo” (Evangelii Gaudium, n.259).

Viernes semana 30ª Tiempo Ordinario (31 octubre 2014)

De Corazón a corazón: Fil 1,1-11 (“Quien comenzó en vosotros la buena obra, la irá completando… pido que crezca vuestro amor”); Lc 14,1-6 (“Un sábado… Jesús tomó de la mano al enfermo (hidrópico), lo curó y lo despidió”)

Contemplación, vivencia, misión: La vida “espiritual”, si es auténtica, es de continuo crecimiento, mucho más que la vida natural, a modo de itinerario hacia el infinito. “Ya es tiempo de caminar” (Sta. Teresa). Se trata de crecer y “caminar en el amor” (Ef 5,2), sanando las tendencias desordenadas y viviendo según el proyecto de Dios. En el fondo de nuestro corazón hay un “misterio”, como el magma ígneo en lo más interior de la tierra. Jesús ha venido para “buscar y sanar lo que estaba perdido” (Lc 19,10).

*En el día a día con la Madre de Jesús: La contemplación de las palabras y de los gestos de Jesús, como puede ser por medio del Rosario, “conduce al corazón mismo del vida cristiana” (S.Juan Pablo II, RVM .3).

*NUEVA EVANGELIZACIÓN, fidelidad al Espíritu: “El Señor mismo en su vida mortal dio a entender muchas veces a sus discípulos que había cosas que no podían comprender todavía y que era necesario esperar al Espíritu Santo” (Evangelii Gaudium, n.225).

Jueves semana 30ª Tiempo Ordinario (30 octubre 2014)

De Corazón a corazón: Efes 6,10-20 (“Empuñad en todas las ocasiones el escudo de la fe… Tomad la espada del Espíritu que es la Palabra de Dios”); Lc 13,31-35 ("No cabe que un profeta perezca fuera de Jerusalén… ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina su nidada bajo las alas, y no habéis querido!")

Contemplación, vivencia, misión: Cuando la “religión” se convierte en un “ídolo”, a modo de expresión de la propia autosuficiencia, se cometen muchos disparates. Dios nos habla de Corazón a corazón, contándonos y comunicándonos su intimidad, porque nos ama con amor de “madre”. Espera de nosotros una aceptación relacional: el corazón se abre a su persona, a su amor, a su mensaje, tal como es. Se trata de escuchar la Palabra de Dios movidos por su Espíritu de amor.

*En el día a día con la Madre de Jesús: En Jerusalén, María “ofreció” a Jesús niño en el templo; allí también, doce años después, tuvo que buscarle dolorosamente cuando se había “perdido”. Pero su corazón estuvo siempre abierto a la sorpresa de Dios que se nos revela definitivamente en Cristo su Hijo.

*NUEVA EVANGELIZACIÓN, fidelidad al Espíritu: Para leer escuchando, “el primer paso, después de invocar al Espíritu Santo, es prestar toda la atención al texto bíblico, que debe ser el fundamento de la predicación” (Evangelii Gaudium, n.146).

Miércoles semana 30ª Tiempo Ordinario (29 octubre 2014)

De Corazón a corazón: Ep 6,1-9 (“El Señor no hace acepción de personas”); Lc 13,22-30 (“Entrad por la puerta estrecha”)

Contemplación, vivencia, misión: Nuestro modo de valorar a las personas es distinto del que tiene el Señor. Él pesa los “corazones”; nosotros pesamos la “hojarasca”. La “puerta estrecha” es aquella por la que sólo pasa el amor. Es “estrecha” según nuestras categorías, pero es tan amplia como la aurora o el amanecer de un nuevo día.

*En el día a día con la Madre de Jesús: La vida es siempre “camino” y “escuela”. “El Rosario es realmente un itinerario espiritual en el que María se hace madre, maestra, guía, y sostiene al fiel con su poderosa intercesión” (S.Juan Pablo II, RVM n.37).

*NUEVA EVANGELIZACIÓN, fidelidad al Espíritu: “Las diferencias entre las personas y comunidades a veces son incómodas, pero el Espíritu Santo, que suscita esa diversidad … sólo Él puede suscitar la diversidad, la pluralidad, la multiplicidad y, al mismo tiempo, realizar la unidad” (Evangelii Gaudium, n.131).

San Simón y Judas Tadeo, Apóstoles (martes 28 octubre 2014)

De Corazón a corazón: Ef 2,19-22 “Sois miembros de la familia de Dios… edificados sobre los Apóstoles y profetas”); Lc 6,12-19 (“Eligió a doce, a los que dio el nombre de apóstoles”)

Contemplación, vivencia, misión: De la mayoría de los doce “Apóstoles” no sabemos donde están sus cenizas. Pero dieron la vida por Cristo y esta huella no hay quien la borre del corazón de Dios y de la Iglesia. Sus “sucesores” siguen siendo nuestro punto de referencia y de apoyo. Son los “fundamentos”, porque su vida se consumió en el amor. Jesús sigue eligiendo y llamando por el nombre: tú, yo, él, nosotros… Cada uno es irrepetible y ocupa un lugar privilegiado en su Corazón, para una misión de esperanza: construir la humanidad como una sola familia de hermanos en Cristo. Necesitamos unos de otros para responder al amor.

*En el día a día con la Madre de Jesús: Meditar el Evangelio para vivirlo y anunciarlo equivale a un “contacto vivo con el misterio de Cristo y de su Madre Santísima" (S.Juan Pablo II, RVM n.37).

*NUEVA EVANGELIZACIÓN, fidelidad al Espíritu: “La confianza en el Espíritu Santo que actúa en la predicación no es meramente pasiva, sino activa y creativa. Implica ofrecerse como instrumento (cf. Rm 12,1)” (Evangelii Gaudium, n.145).

Lunes semana 30ª Tiempo Ordinario (27 octubre 2014)

De corazón a corazón: Ef 4,32-5,8 (“Perdonaos… y vivid en el amor, como Cristo os amó y se entregó por nosotros”); Lc 13,10-17 (“Mujer, quedas libre de tu enfermedad”)

Contemplación, vivencia, misión: Quien ha experimentado el amor misericordioso de Jesús, no puede dejar de irradiar este amor hacia todos sin excepción, perdonando, comprendiendo, acompañando. Todo lo nuestro encuentra eco en su Corazón. Quedamos de verdad “sanados”, cuando lo “sentimos” cercano, identificándose con nuestro caminar. Tener el corazón en paz, es la mejor sanación. Hay que pedir la salud del cuerpo y del corazón.

*En el día a día con la Madre de Jesús: La vida es relación de donación con Dios y con todos los hermanos. “La sencilla plegaria del Rosario sintoniza con el ritmo de la vida humana" (S.Juan Pablo II, RVM n.2).

*NUEVA EVANGELIZACIÓN, fidelidad al Espíritu: “El Espíritu Santo obra como quiere, cuando quiere y donde quiere; nosotros nos entregamos pero sin pretender ver resultados llamativos. Sólo sabemos que nuestra entrega es necesaria” (Evangelii Gaudium, n.279).

Domingo 30 Tiempo Ordinario (26 octubre 2014)

De Corazón a corazón: Ex 22,20-26 (“Si él me invoca, lo escucharé, porque soy compasivo”); 1Tes 1,5-10 ("Partiendo de vosotros, ha resonado la Palabra del Señor y vuestra fe se ha difundido"); Mt 22,34-40 ("Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente… Amarás a tu prójimo como a ti mismo")

Contemplación, vivencia, misión: El mejor regalo que podemos hacer a los hermanos es el de compartir y contagiar la fe en Cristo. Hay muchas clases de pobreza, pero la más honda es la de no encontrar en la propia vida la luz de Cristo. Para M. Teresa de Calcuta, los más pobres eran los que no tienen fe. Quien anuncia y contagia esta fe, se preocupa también y mucho mejor, de todas las otras pobrezas y necesidades de los demás. “Anunciando el Evangelio, la Iglesia se toma en serio la vida humana en sentido pleno” (Benedicto XVI, 2011)

*En el día a día con la Madre de Jesús: María se desplazó presurosa y gozosa para servir humildemente en casa de su prima Isabel; le apremiaba Jesús que lo tenía en su seno y en su Corazón. "Vi a nuestra Señora con grandísima gloria, con manto blanco, y debajo de él parecía ampararnos a todas" (Sta Teresa, Vida, 36,24).

*NUEVA EVANGELIZACIÓN, fidelidad al Espíritu: (La predicación persona a persona)… “es la forma que el mismo Espíritu Santo pueda suscitar en una circunstancia concreta” (Evangelii Gaudium, n.128).