FRASES SOBRE MARÍA (“mi Madre”) EN SANTA TERESA DE JESÚS

“Tenía mi madre cuidado de hacernos rezar y ponernos a ser devotos de nuestra Señora” (Vida, 1,1).

“Cuando murió mi madre… fuíme afligida a una imagen de nuestra Señora y supliquéle fuese mi madre. Conocidamente he hallado a esta Virgen soberana en cuanto me ha encomendado a Ella” (Vida, 1, 7)

“El alma que conoce sus fragilidades se hace devota de la Reina del cielo, para que aplaque l adivina Justicia” (Vida, 19,5)

“Me pareció asirme de las manos nuestra Señora” (Vida, 33,14)

“Fue para mí como estar en una gloria ver… hecha una obra que tenía entendido era para servicio del Señor y honra del hábito de su gloriosa Madre, que éstas eran mis ansias” (Vida, 35,2)

“Vi a nuestra Señora con grandísima gloria, con manto blanco, y debajo de él parecía ampararnos a todas” (Vida, 36,24)

“Un día de la Asunción de la Reina de los Ángeles… Quedóme gran deseo de servir a esta Señora, pues tanto mereció” (Vida, 39,26)

“Muchas veces, yendo perdida del todo, por sus ruegos me tornaba Dios a dar salud” (Relaciones, 30)

“En el día de nuestra Señora de la Natividad tengo particular alegría… parecíame sería bien renovar los votos… parecióme los hacía en sus manos” (Relaciones, 44)

“Parezcámonos, hijas mías, en algo a l agran humildad de la Virgen Santísima, cuyo hábito traemos, que es confusión nombrarnos monjas suyas, que por mucho que nos parezca nos humillamos, quedamos bien cortas para ser hijas de tal Madre” (Camino, 13,3)

“Tomas a su bendita Madre por intercesora” (Moradas, I, 2,12)…”Imitadla” (Moradas, III, 1,3). “Gran provecho y aliento nos da la memoria… de la sacratísima Virgen” (Moradas, VI, 6)

(Anunciación) “Si aprendiésemos algo de la humildad de la Virgen sacratísima!” (Conceptos de amor de Dios, 6,7)

“Comenzando a poblarse estos palomarcitos de la Virgen nuestra Señora, comenzó la Divina Majestad a mostrar sus grandezas en estas mujercitas flacas” (Fundaciones, 4,5)

“Gran cosa es lo que agrada a nuestro Señor cualquier servicio que se haga a su Madre” (Fundaciones, 10,5)

“Plegue a nuestro Señor, hermanas, que nosotras hagamos la vida como verdaderas hijas de la Virgen” (Fundaciones, 16,5)

“Y estas ovejitas de la Virgen, callando como unos corderitos” (Fundaciones, 18,7)

“La obligación que tenemos de servir a Dios las que nos ha dejado perseverar… y quedar para siempre… por hijas de la Virgen” (Fundaciones, 27,10)

… “en Palencia… ermita, llamada nuestra Señora de la Calle… el Cabildo luego nos hizo merced de ella” (Fundaciones, 29,13)

“Casi todas se van mejorando en la Encarnación. Mi priora, la Virgen, hace estas maravillas” (Cartas, 34,3)

“Y no hago poco en dar tan presto la imagen de nuestra Señora, que me deja grandísima soledad” (Cartas, 150,3)

“Este negocio toca a la Virgen nuestra Señora… en esta guerra que el demonio hace a la Orden” (Cartas, 202,4). “Para servir tal dama como la Virgen, que ruega por él (dice al P. Gracián), no tenga pena de nada” (Cartas, 245,4). “Venga ya tiempo para que… se ponga muy en orden este ganado de la Virgen” (Cartas, 282,4). “La virgen se lo pague y me las dé su bendición y las haga santas” (Cartas, 284,4). “Así que, mis hijas, todas lo son de la Virgen y hermanas” (Cartas, 304,5)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.