LUMEN FIDEI (encíclica de Papa Francisco, Resumen cap. I)

(Introducción)  1… « Yo he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas » (Jn 12,46) …
Una luz por descubrir
4 … la característica propia de la luz de la fe es la capacidad de iluminar toda la existencia del hombre … La fe nace del encuentro con el Dios vivo, que nos llama y nos revela su amor, un amor que nos precede y en el que nos podemos apoyar para estar seguros y construir la vida …
7 … En la fe, don de Dios, virtud sobrenatural infusa por él, reconocemos que se nos ha dado un gran Amor, que se nos ha dirigido una Palabra buena, y que, si acogemos esta Palabra, que es Jesucristo, Palabra encarnada, el Espíritu Santo nos transforma, ilumina nuestro camino hacia el futuro, y da alas a nuestra esperanza para recorrerlo con alegría.
CAPÍTULO PRIMERO. HEMOS CREÍDO EN EL AMOR (cf. 1 Jn 4,16)
Abrahán, nuestro padre en la fe
8 La fe nos abre el camino y acompaña nuestros pasos a lo largo de la historia … La fe está vinculada a la escucha. Abrahán no ve a Dios, pero oye su voz. De este modo la fe adquiere un carácter personal… La fe es la respuesta a una Palabra que interpela personalmente, a un Tú que nos llama por nuestro nombre.
La fe de Israel
12 … El amor divino se describe con los rasgos de un padre que lleva de la mano a su hijo por el camino (cf. Dt 1,31) … su intervención para liberar y guiar al pueblo (cf. Dt 26,5-11) … Aprendemos así que la luz de la fe está vinculada al relato concreto de la vida, al recuerdo agradecido de los beneficios de Dios y al cumplimiento progresivo de sus promesas …
13 … La fe, por su propia naturaleza, requiere renunciar a la posesión inmediata que parece ofrecer la visión, es una invitación a abrirse a la fuente de la luz, respetando el misterio propio de un Rostro, que quiere revelarse personalmente y en el momento oportuno …
La plenitud de la fe cristiana
15… La fe cristiana está centrada en Cristo, es confesar que Jesús es el Señor, y Dios lo ha resucitado de entre los muertos (cf. Rm 10,9) … La Palabra que Dios nos dirige en Jesús no es una más entre otras, sino su Palabra eterna (cf. Hb 1,1-2) …. « Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él » (1 Jn 4,16).La fe reconoce el amor de Dios manifestado en Jesús como el fundamento sobre el que se asienta la realidad y su destino último.
18 … La fe cristiana es fe en la encarnación del Verbo y en su resurrección en la carne; es fe en un Dios que se ha hecho tan cercano, que ha entrado en nuestra historia.
La salvación mediante la fe
19 … El que cree, aceptando el don de la fe, es transformado en una creatura nueva, recibe un nuevo ser, un ser filial que se hace hijo en el Hijo.
« Abbá, Padre », es la palabra más característica de la experiencia de Jesús, que se convierte en el núcleo de la experiencia cristiana (cf. Rm 8,15).
21 … El creyente es transformado por el Amor, al que se abre por la fe, y al abrirse a este Amor que se le ofrece, su existencia se dilata más allá de sí mismo.
La forma eclesial de la fe
22 De este modo, la existencia creyente se convierte en existencia eclesial … La fe tiene una configuración necesariamente eclesial, se confiesa dentro del cuerpo de Cristo, como comunión real de los creyentes.
 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.